Hábitos saludables

en tu alimentación

Alimentarte de forma saludable requiere que reeduques tu relación con los alimentos. Algunos hábitos que te pueden ayudar  a lograrlo, pueden ser:

Comer muchas frutas y verduras, ya que son bajas en calorías y ricas en nutrientes, lo que las convierte en una excelente manera de llenarte sin comer en exceso. También son una buena fuente de fibra, que puede ayudarte a sentirte lleno y satisfecho. Trata de comer al menos cinco porciones de frutas y verduras por día.

Elije granos integrales en lugar de granos refinados. Ellos son una buena fuente de fibra, vitaminas y minerales. También son una buena fuente de energía. Al elegir pan, pasta, cereal y otros alimentos a base de granos, busque las palabras “grano integral” en la etiqueta.

Consume proteína magra. Es una buena fuente de nutrientes, incluyendo proteínas, hierro y zinc, por lo que te aportan la energía necesaria. Entre las más comunes están el pollo, pescado, frijoles y tofu.

No elimines todas las grasas, sino busca consumir grasas saludables porque son muy importantes para tu salud. Ellas te ayudan a mantener un corazón saludable, un cerebro activo y su piel más hidratada. Las encuentras en el aceite de oliva, nueces y semillas.

Pon un límite a las bebidas azucaradas. Las bebidas azucaradas son altas en calorías y bajas en nutrientes. También pueden contribuir al aumento de peso y la caries dental. Limita su consumo a no más de una por día.

Bebe abundante agua. El agua es esencial para una buena salud. Ayuda a mantener tu cuerpo hidratado y puede ayudarte a sentirte lleno. Trata de beber ocho vasos de agua por día.

Hacer cambios saludables en tu dieta puede ser un desafío, pero ¡vale la pena!. Siguiendo estos consejos, puedes mejorar tu salud y bienestar en general.

Primeros pasos

para alimentarte de forma consciente y saludable

Ahora bien, si deseas saber como comenzar a alimentarte de forma consciente y saludable, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a adoptar hábitos alimenticios saludables:

Haz un plan. Planifica tus comidas y refrigerios con anticipación, esto puede ayudarte a tomar decisiones más saludables. Decide lo que vas a comer para el desayuno, el almuerzo, la cena y las meriendas cada día. Esto te ayudará a evitar elecciones poco saludables cuando te sientas hambriento o apurado.

Cocina en casa. Cuando cocinas en casa, tienes más control sobre los ingredientes que se incluyen en tu comida. Así podrás evitar aditivos y conservantes poco saludables.

Lee las etiquetas de los alimentos. Cuando vayas a comprar alimentos, toma el tiempo para leer las etiquetas de los alimentos. Cultivando este hábito saludable podrás comprender qué hay en los alimentos que estás comprando y escogerás aquellos alimentos que se acerquen más a lo que realmente deseas consumir.

Sé paciente. Se necesita tiempo para cambiar sus hábitos alimenticios. No te desanimes si no ves resultados inmediatamente. Sigue tomando decisiones saludables y pronto notarás la diferencia!

Importancia de la Actividad física

¡La actividad física es la clave para cuidar nuestra salud y alcanzar un bienestar óptimo! No se trata solo de sudar en el gimnasio, sino de hacer una elección consciente para mejorar tu calidad de vida. Permítenos guiarte a través de los innumerables beneficios de la actividad física y cómo puede transformar tu salud de manera contundente

Productos de la colmena

Las abejas desempeñan un papel crucial en la producción de alimentos y la polinización, siendo consideradas como uno de los polinizadores más importantes del planeta. Aquí exploraremos en detalle  los productos más conocidos y amados de la colmena, desde su proceso de producción hasta sus beneficios para la salud.

Aceite esencial de orégano

El componente activo principal del aceite de orégano es el carvacrol, que posee propiedades antimicrobianas potentes. Conoce más sobre sus efectos y beneficios.