Resistencia a la Insulina

¿Qué es la Resistencia a la insulina?, causas, síntomas y tratamiento

Glicación avanzada

La Resistencia a la Insulina es una condición en la que el cuerpo no responde adecuadamente a la insulina, una hormona que regula los niveles de glucosa en la sangre. La resistencia a la insulina puede aumentar el riesgo de desarrollar prediabetes y diabetes tipo 2, así como otras complicaciones de salud. En este artículo, explicaremos qué es la resistencia a la insulina, cuáles son sus causas, síntomas y tratamiento, y cómo prevenirla o revertirla.

¿Qué es la Insulina?

Insulina

La insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a que la glucosa en la sangre entre a las células de los músculos, grasa e hígado, donde se usa para obtener energía. La glucosa proviene de los alimentos que una persona consume. El hígado también produce glucosa cuando el cuerpo la necesita, como cuando una persona está ayunando.

Cuando los niveles de glucosa en la sangre, también llamada azúcar en sangre, aumentan después de comer, el páncreas libera insulina en la sangre. La insulina entonces reduce la glucosa en la sangre para así mantenerla en el rango normal.

¿Qué es la Resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina se produce cuando las células de los músculos, grasa e hígado no responden bien a la insulina y no pueden absorber la glucosa de la sangre fácilmente. Como resultado, el páncreas produce más insulina para ayudar a que la glucosa entre a las células. Mientras el páncreas pueda producir suficiente insulina para superar la débil respuesta de las células a la insulina, los niveles de glucosa en la sangre se mantendrán en un rango saludable.

Sin embargo, si el páncreas no puede producir suficiente insulina o si las células se vuelven más resistentes a la insulina, los niveles de glucosa en la sangre pueden aumentar demasiado y causar prediabetes o diabetes tipo 2.

¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes significa que los niveles de glucosa en la sangre son más altos de lo normal pero no lo suficientemente altos para ser diagnosticados como diabetes. La prediabetes usualmente ocurre en personas que ya tienen cierta resistencia a la insulina o cuyas células beta en el páncreas no están produciendo suficiente insulina para mantener los niveles de glucosa en la sangre en el rango normal. Sin suficiente insulina, la glucosa adicional permanece en el torrente sanguíneo en lugar de entrar a las células.

Con el tiempo, una persona podría desarrollar diabetes tipo 2 si no toma medidas para prevenir o revertir la prediabetes.

¿Qué tan común es la prediabetes?

Más de 84 millones de personas de 18 años y mayores tienen prediabetes en los Estados Unidos. Eso significa aproximadamente 1 de cada 3 adultos.

¿Quiénes tienen más probabilidad de desarrollar resistencia a la insulina o prediabetes?

Las personas que tienen factores de riesgo que son genéticos o de estilo de vida tienen más probabilidad de desarrollar resistencia a la insulina o prediabetes. Los factores de riesgo incluyen:

– Tener sobrepeso u obesidad, especialmente alrededor de la cintura
– Llevar una vida sedentaria, con poca o ninguna actividad física
– Tener antecedentes familiares de diabetes tipo 2
– Tener más de 45 años
– Ser afroamericano, latinoamericano, asiático-americano, nativo americano o nativo de Alaska
– Tener presión arterial alta o colesterol alto
– Tener síndrome de ovario poliquístico (SOP), una condición hormonal que afecta a las mujeres
– Tener diabetes gestacional durante el embarazo o haber dado a luz a un bebé que pesó más de 4 kilos
– Tener otras condiciones que afectan al metabolismo, como el síndrome metabólico, el síndrome de Cushing o la acromegalia
– Tomar ciertos medicamentos, como los glucocorticoides, algunos antipsicóticos o algunos medicamentos para el VIH

¿Qué causa la resistencia a la insulina y la prediabetes?

Las causas exactas de la resistencia a la insulina y la prediabetes no se comprenden completamente. Los factores genéticos y ambientales pueden influir en el desarrollo de estas condiciones. Algunas posibles causas son:

– Una dieta alta en azúcares, grasas saturadas y trans, y calorías vacías, que puede provocar un aumento de peso y una inflamación crónica en el cuerpo
– Un desequilibrio en las bacterias intestinales, que pueden afectar al metabolismo de la glucosa y la insulina
– Un exceso de fructosa, un tipo de azúcar que se encuentra en las frutas, el jarabe de maíz de alta fructosa y la miel, que puede sobrecargar al hígado y aumentar la producción de grasa
– Un déficit de vitamina D, que puede alterar la función de las células beta del páncreas y reducir la sensibilidad a la insulina
– Un estrés crónico, que puede aumentar los niveles de cortisol, una hormona que eleva la glucosa en sangre y reduce la sensibilidad a la insulina
– Una falta de sueño, que puede afectar a las hormonas que regulan el apetito y el metabolismo

.

¿Cuáles son los síntomas de la resistencia a la insulina y la prediabetes?

La resistencia a la insulina y la prediabetes no presentan síntomas hasta que conducen a niveles altos de azúcar en sangre, lo que puede causar:

– Oscurecimiento de las axilas, el cuello y la ingle, una condición llamada acantosis nigricans
– Ausencia de menstruación o períodos irregulares en las mujeres
– Letargo o fatiga
– Niebla mental o dificultad para concentrarse
– Hambre excesiva o antojos de alimentos dulces
– Micción frecuente o aumento de la sed
– Obesidad abdominal o aumento de grasa alrededor de la cintura

.

¿Cómo diagnostican los médicos la resistencia a la insulina y la prediabetes?

El médico diagnostica la resistencia a la insulina y la prediabetes revisando el historial del paciente, realizando un examen físico y pruebas de laboratorio. Las pruebas que se pueden hacer para medir los niveles de glucosa e insulina en sangre son:

– Prueba de azúcar en sangre en ayunas: Determina los niveles de azúcar en sangre después de 8 horas de ayuno. Un nivel normal es menor a 100 miligramos por decilitro (mg/dL). Un nivel entre 100 y 125 mg/dL indica prediabetes. Un nivel mayor o igual a 126 mg/dL indica diabetes.
– Prueba de tolerancia a la glucosa: Los niveles de azúcar en sangre se miden al inicio y 2 horas después de tomar una bebida azucarada previamente medida. Un nivel normal es menor a 140 mg/dL. Un nivel entre 140 y 199 mg/dL indica prediabetes. Un nivel mayor o igual a 200 mg/dL indica diabetes.
– Prueba aleatoria de azúcar en sangre: Los niveles de azúcar en sangre se miden al azar para identificar la prediabetes. Un nivel mayor o igual a 200 mg/dL junto con síntomas como sed excesiva o micción frecuente indica diabetes.
– Prueba de hemoglobina glucosilada: Mide los niveles promedio de azúcar en sangre durante dos o tres meses. Un nivel normal es menor al 5.7 %. Un nivel entre 5.7 % y 6.4 % indica prediabetes. Un nivel mayor o igual al 6.5 % indica diabetes.

¿Cómo puedo prevenir o revertir la resistencia a la insulina y la prediabetes?

Para prevenir o revertir la resistencia a la insulina y la prediabetes, se recomienda adoptar hábitos saludables que incluyan:

– Hacer ejercicio físico al menos 30 minutos al día, 5 días a la semana. El ejercicio puede aumentar el colesterol bueno (HDL), que ayuda a eliminar el colesterol malo (LDL) de las arterias y a prevenir la formación de placas de grasa. El ejercicio también ayuda a controlar el peso, mejorar la circulación y fortalecer el corazón.
– Mantener un peso saludable o perder peso si se tiene sobrepeso u obesidad. El exceso de peso puede aumentar la resistencia a la insulina y el riesgo de diabetes. Perder entre el 5 % y el 10 % del peso corporal puede reducir significativamente los niveles de glucosa en sangre y la presión arterial.
– Consumir una dieta equilibrada y baja en azúcares, grasas saturadas y trans, y calorías vacías. Se debe elegir alimentos con alto contenido de fibra, proteína, vitaminas, minerales y antioxidantes, como las frutas, las verduras, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos, las semillas, el pescado, el pollo y los productos lácteos bajos en grasa. Se debe evitar o limitar el consumo de alimentos procesados, refinados o con azúcar añadido, como los refrescos, los dulces, los pasteles, las galletas, los cereales azucarados, los jugos de fruta, el pan blanco y la pasta blanca.
– Limitar el consumo de alcohol y dejar de fumar o evitar el contacto con el humo del tabaco. El alcohol puede aumentar la presión arterial, disminuir los niveles de HDL e incorporar calorías en la dieta. El tabaco puede disminuir el colesterol bueno (HDL) y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares al dañar las arterias y reducir el oxígeno en la sangre.
– Controlar el estrés y dormir lo suficiente. El estrés puede alterar el metabolismo y favorecer la producción de cortisol, una hormona que aumenta el nivel de glucosa y grasa en la sangre. Se puede reducir el estrés mediante técnicas de relajación, meditación, respiración o terapia. La falta de sueño puede afectar a las hormonas que regulan el apetito y el metabolismo. Se recomienda dormir entre 7 y 9 horas por noche para mantener un buen estado de salud.

Además de estos cambios en el estilo de vida, se puede consultar con el médico acerca de tomar medicamentos que ayuden a reducir la resistencia a la insulina o la prediabetes. Algunos ejemplos son la metformina o la pioglitazona, que inhiben la síntesis o aumentan la eliminación del azúcar en sangre. Estos medicamentos deben tomarse bajo prescripción médica y seguimiento periódico.

Conclusión

La resistencia a la insulina es una condición que afecta al metabolismo de la glucosa y que puede conducir a la prediabetes o la diabetes tipo 2 si no se trata a tiempo. La resistencia a la insulina se puede prevenir o revertir con hábitos saludables que incluyan una dieta equilibrada, ejercicio físico regular, control del peso, del estrés y del sueño, limitación del alcohol y abandono del tabaco. En algunos casos, se puede requerir medicación para mejorar la sensibilidad a la insulina y normalizar los niveles de glucosa en sangre.

Fuentes consultadas
1.- Resistencia a la insulina: Causas, síntomas y prevención. https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/resistencia-a-la-insulina.

2.- Resistencia a la insulina y la prediabetes – NIDDK. https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/que-es/resistencia-insulina-prediabetes.

3.- Diabetes: ¿Qué tiene que ver la resistencia a la insulina con ella?. https://www.cdc.gov/diabetes/spanish/basics/diabetes-insulin-resistance.html.

Los minerales necesarios en tu organismo

Te ofrecemos una guía sobre los minerales, incluyendo conceptos, tipos, beneficios para la salud, fuentes alimenticias y los más utilizados.

Descubriendo los maravillosos sabores y beneficios de la miel

Explora con nosotrtos uno de los productos más conocidos y amados de la colmena: la miel. Desde su proceso de producción hasta sus beneficios para la salud, descubriremos todo lo que necesitas saber sobre este dulce tesoro natural.

RomerosWeb

Barquisimeto, Lara, Venezuela